Entradas

La ciencia enseña a los más pequeños de la casa a extraer sus propias conclusiones, a estimular el razonamiento lógico y, evidentemente, se trata de un gran impulso de su creatividad. En definitiva, la ciencia es mucho más que números, datos y cifras; también es diversión, descubrir, misterios, experimentar y crear.

Es por este motivo que desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos acercar la ciencia a los niños y niñas, ya que sabemos que puede resultar ser una experiencia divertida que combina el aprendizaje con el juego. Os proponemos una serie de ideas:

1. Experimentos: es el método más dinámico, ya sean con agua, alimentos u otros ingredientes. Es una propuesta muy interesante para aprender a transformar un elemento inicial en una explicación racional y lógica.

2. Instrumentos: son una herramienta muy atractiva. Los telescopios son un gran ejemplo, para así, poder observar el cielo; o los microscopios para contemplar lo que a simple vista es invisible a nuestros ojos.

3. Actividades científicas: pasar el día con la familia en una excursión para observar los insectos, clasificar las hojas de los árboles, plantar semillas y ver su crecimiento, son ejemplos de lo más entretenidos!

4. Museos: se trata de espacios excepcionales donde aprender, descubrir y experimentar con otros niños, a través de talleres…

5. Películas, series o libros: son herramientas fantásticas y divertidas para entretener a los niños en su tiempo libre, y al mismo tiempo, actividades educativas que estimularán su curiosidad y su gusto por la ciencia.

En conclusión, acercar la ciencia a los más pequeños supondrá muchos beneficios a corto y largo plazo, y, al mismo tiempo, permitirá que vean la vida desde una perspectiva más crítica. Os animamos a probar estas actividades en familia, ¡así todo el mundo se formará y obtendrá nuevos conocimientos!

La tecnología destaca por su gran importancia en nuestras vidas, y, también en la de los más pequeños de casa. Esta es generación en la que los dispositivos digitales son innatos para ellos y ellas. Por este motivo es importante utilizarlos como una ventaja para aprender y desarrollar sus capacidades e intereses, incluso para mejorar académicamente.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny os proponemos una serie de aplicaciones digitales que pueden resultar una gran herramienta educativa para los niños y niñas:

  • Photomath: esta aplicación permite un aumento de conocimientos mientre se resuelven operaciones matemáticas. Su funcionamiento es simple: el alumno fotografía con su móvil o Tablet la operación a resolver, y la aplicación le explica como llegar hasta la solución.
  • Mujeres que cambiaron el mundo: esta aplicación de pago permite conocer la vida de mujeres que hicieron cosas increíbles: aviadoras, científicas, artistas, activistas… mujeres brillantes y valientes. Incluye ilustraciones e historias de mujeres como Marie Curie, Jane Goodall o Frida Kahlo, entre muchas otras.
  • Anatomy Learning: gracias a esta, el estudio de la anatomía humana nunca fue tan divertido. A través de su interfaz táctil en 3D, los más pequeños descubren los músculos, los huesos, el sistema nervioso y los órganos.
  • Toc and Roll: otra aplicación de pago que facilita un estudio de grabación para que se puedan llevar a cabo diferentes composiciones musicales mientras se grava la voz y se añaden efectos. Finalmente, se pueden compartir con el público.
  • Lightbot: Code Hour: ideal para empezar a entender que es la programación sin ninguna experiencia previa y jugando, resolviendo pequeños retos en forma de puzzle.

En época estival es fundamental que los más pequeños sigan aprendiendo y nada es mejor que hacerlo de la mano de la tecnología. Esperamos que estas propuestas os hayan sido de utilidad y os inspiren a utilizarla de la mejor manera posible, de forma educativa y sobre todo, moderadamente.

El 2 de mayo fue el Día Internacional contra el Bullying y el Acoso Escolar, una jornada que tiene el objetivo de concienciar sobre el riesgo que estas situaciones presentan sobre los más pequeños a nivel mundial. Un gran nombre de niños y niñas sufren acoso, y este no se limita exclusivamente al entorno educativo. Combatir el bullying es una misión compartida entre familias, educadores y actores sociales. Entre todos tenemos que trabajar para que niñas, niños y adolescentes comprendan la importancia del respeto, la tolerancia y el apoyo a compañeros y compañeras.

En los últimos años, el problema del maltrato y las agresiones infantiles han aumentado considerablemente. Este tipo de conductas conllevan numerosas consecuencias negativas para los afectados y su núcleo familiar. Las victimas de acoso sufren situaciones como la bajada del rendimiento académico, exponen síntomas de depresión, y presentan una autoestima baja, que puede acabar desembocando en situaciones extremas como las autolesiones, el asilamiento o el suicidio.

Según el informe de la UNESCO, Behind the numbers: Ending school violence and bullying, uno de cada tres alumnos ha sido agredido físicamente por sus compañeros, mínimo una vez al año, cifras que son altamente preocupantes.

Las redes sociales y la hiperconectividad de las nuevas generaciones provoca también un incremento de los abusos online a través de los dispositivos móviles. Tener un control sobre el uso que hacen los más pequeños y jóvenes de las nuevas tecnologías y plataformas es esencial para evitar situaciones de riesgo y acabar con posibles problemas de ciberbullying.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny trabajamos haciendo pedagogía sobre los peligros del acoso infantil para hacer comprender la relevancia que merece. No se trata de un simple “juego de niños”, y requiere un gran compromiso y la participación de todos para combatir estas injusticias.

El debate sobre el uso de las pantallas durante la infancia esta más abierto que nunca, ya que, por el confinamiento, se ha producido un gran cambio en el estilo de vida de los más pequeños, con un aumento significativo de las horas de uso de los dispositivos electrónicos.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos remarcar las consecuencias negativas que provoca el consumo de las pantallas de forma desmesurada en la población:

  • Lagrimeo y sensación de escozor provocados por la sequedad ocular a causa de la disminución de los parpadeos al usar un dispositivo
  • Aumento de la miopía. Se estima que, en 2050, el 50% de la población mundial la padecerá, con posibilidad de convertirse en ceguera o discapacidad visual
  • El exceso de luz azul que emiten los dispositivos puede provocar insomnio

Estos son solo algunos efectos perjudiciales que provocan las pantallas. Actualmente, vivimos en una sociedad tecnológica y convivir con estas innovaciones en nuestro día a día es imprescindible. Por este motivo, os damos una serie de consejos para que los más pequeños y los mayores tengáis una relación más sana con los dispositivos:

  • Descansar la vista durmiendo las horas recomendadas diarias y hacer ejercicio físico para mantener una buena higiene ocular
  • Proteger los ojos con unas gafas de sol homologadas
  • Mantener una distancia de seguridad con los dispositivos (televisor, ordenador, etc.) y no abusar del uso domestico de las pantallas digitales
  • Aplicar colirio para humedecer los ojos y evitar que se resequen
  • Acudir al oftalmólogo, mínimo una vez al año, para que se lleve a cabo un seguimiento de la salud ocular
  • Predicar con el ejemplo, ya que los niños y niñas tienden a imitar las costumbres de sus padres y madres

Finalmente, destacamos que promover un entorno familiar positivo es imprescindible para reforzar un uso correcto de las tecnologías. No se trata de demonizarlas, sino de incorporarlas de la manera más efectiva posible, sin que resulte perjudicial para la salud.

El Día de la Mujer se celebra internacionalmente el 8 de marzo con el objetivo de sensibilizar la población y los gobiernos sobre la existencia de situaciones y problemáticas que vulneran los derechos de las mujeres y requieren una solución.

El movimiento feminista existe de manera explícita desde finales del siglo XIX, aunque adquirió especial fuerza durante la segunda mitad del siglo XX, cuando las mujeres empezaron a integrarse en la vida pública de una sociedad que las había excluido de las decisiones importantes y ámbitos de poder. El sexismo es un problema que tiene presencia en nuestra sociedad desde siempre. No obstante, actualmente seguimos defendiendo un movimiento feminista incansable, persiguiendo unos objetivos que nos permitan transformar nuestro mundo en un entorno más igualitario donde las niñas y las mujeres no se sientan vulnerables ni privadas de derechos por su género.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny defendemos la igualdad de derechos, de oportunidades y de libertades. Sabemos que la sociedad en la que vivimos es desfavorable para niñas y mujeres y trabajamos para que estas desigualdades desaparezcan.

La educación sobre el empoderamiento de las niñas para acabar con los obstáculos del día a día es imprescindible. El hecho de concienciar sobre el sexismo desde la infancia, explicando los aspectos negativos que aporta a la sociedad, supone una anticipación para evitar construir una sociedad de mentalidad machista.

Conseguir un mundo justo, sin desigualdades por motivos de género, etnia o orientación sexual merece la atención de todos y todas. Necesitamos una unión y un empoderamiento colectivo. Por eso, os invitamos a acompañarnos en el Día de la Mujer. Es un orgullo ser niña, ser mujer; es un orgullo será una mujer que piensa, actúa y decide libremente. El futuro es lila o será.