El 2 de mayo fue el Día Internacional contra el Bullying y el Acoso Escolar, una jornada que tiene el objetivo de concienciar sobre el riesgo que estas situaciones presentan sobre los más pequeños a nivel mundial. Un gran nombre de niños y niñas sufren acoso, y este no se limita exclusivamente al entorno educativo. Combatir el bullying es una misión compartida entre familias, educadores y actores sociales. Entre todos tenemos que trabajar para que niñas, niños y adolescentes comprendan la importancia del respeto, la tolerancia y el apoyo a compañeros y compañeras.

En los últimos años, el problema del maltrato y las agresiones infantiles han aumentado considerablemente. Este tipo de conductas conllevan numerosas consecuencias negativas para los afectados y su núcleo familiar. Las victimas de acoso sufren situaciones como la bajada del rendimiento académico, exponen síntomas de depresión, y presentan una autoestima baja, que puede acabar desembocando en situaciones extremas como las autolesiones, el asilamiento o el suicidio.

Según el informe de la UNESCO, Behind the numbers: Ending school violence and bullying, uno de cada tres alumnos ha sido agredido físicamente por sus compañeros, mínimo una vez al año, cifras que son altamente preocupantes.

Las redes sociales y la hiperconectividad de las nuevas generaciones provoca también un incremento de los abusos online a través de los dispositivos móviles. Tener un control sobre el uso que hacen los más pequeños y jóvenes de las nuevas tecnologías y plataformas es esencial para evitar situaciones de riesgo y acabar con posibles problemas de ciberbullying.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny trabajamos haciendo pedagogía sobre los peligros del acoso infantil para hacer comprender la relevancia que merece. No se trata de un simple “juego de niños”, y requiere un gran compromiso y la participación de todos para combatir estas injusticias.

La Diada de Sant Jordi, patrón de Catalunya, es una fiesta que lleva la felicidad y las emociones a las calles de las ciudades y pueblos. Los elementos centrales de la celebración son la cultura y el amor, representados en formato de libro y de rosa, respectivamente. Este año, a pesar de la Covid-19, vuelven las firmas de autores y las librerías preparan sus paraditas, siempre respetando el aforo.

Desde la Fundció Concepció Juvanteny, os queremos proponer un breve listado de libros para potenciar la lectura entre los más pequeños y así ayudar a los negocios en tiempos difíciles.

  1. No vull ser la princesa!, de Grzegorz Kasdepke: una historia llena de locuras sobre la importancia de ser uno mismo, en la que María se niega a ser la princesa de su cuento, ya que ser el dragón le parece mucho más divertido.
  2. Els ossos de l’aire, de Arnold Lobel: una obra que describe que para ser un oso digno se deben tener ciertas cualidades, como subir y bajar de los árboles, pescar, salir a los bosques… Pero los ositos protagonistas creen que hay muchas otras formas de vivir la vida, y todas ellas igualmente válidas.
  3. Cada uno es como es, de Jaume Copons: a través de un grupo de amigos muy divertida, este libro lanza un mensaje muy acertado: la importancia de quererse y no dejarse eclipsar por los demás.
  4. El Método Chof, de Roddye Doyle: una historia sobre los Mofetas, los protagonistas del libro, encargados de asegurarse que los adultos traten bien a los niños y niñas, y el método tan particular que tienen para “castigar” a los que no lo hacen correctamente.
  5. T’estimo fins a l’horitzó, de Mari Fouz i Roc Casagran: un libro para leer en familia. Los pequeños disfrutarán de una historia entretenida y llena de aventuras; los adultos reconocerán los vínculos con la actualidad y referencias culturales. Trata valores como el feminismo, la solidaridad, la amistad y situaciones como los desahucios o las migraciones forzosas.
  6. Las fabulosas aventures de Aurora, de Douglas Kennedy y Joann Sfar: Aurora es la protagonista, una chica con autismo que investiga la desaparición de una amiga suya. Tiene un superpoder: puede ver aquello en lo que la gente piensa en todo momento, y le será muy útil en su aventura. Hace referencias a la familia, las diferencias sociales y el bullying.
  7. Disfraces, de Albertine: este libro no es para leer, sino para reinventar el concepto de libro para pintar. Destaca la importancia de dejar volar la imaginación sin represiones.

¡Defensemos la cultura y celebrémosla! Esta festividad, además destaca la importancia de formarse y educarse, mediante la lectura como recurso para aprender nuevos conceptos y entender la sociedad en la que vivimos desde una perspectiva diferente y divertida.

 

¡Feliz Sant Jordi!

El debate sobre el uso de las pantallas durante la infancia esta más abierto que nunca, ya que, por el confinamiento, se ha producido un gran cambio en el estilo de vida de los más pequeños, con un aumento significativo de las horas de uso de los dispositivos electrónicos.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos remarcar las consecuencias negativas que provoca el consumo de las pantallas de forma desmesurada en la población:

  • Lagrimeo y sensación de escozor provocados por la sequedad ocular a causa de la disminución de los parpadeos al usar un dispositivo
  • Aumento de la miopía. Se estima que, en 2050, el 50% de la población mundial la padecerá, con posibilidad de convertirse en ceguera o discapacidad visual
  • El exceso de luz azul que emiten los dispositivos puede provocar insomnio

Estos son solo algunos efectos perjudiciales que provocan las pantallas. Actualmente, vivimos en una sociedad tecnológica y convivir con estas innovaciones en nuestro día a día es imprescindible. Por este motivo, os damos una serie de consejos para que los más pequeños y los mayores tengáis una relación más sana con los dispositivos:

  • Descansar la vista durmiendo las horas recomendadas diarias y hacer ejercicio físico para mantener una buena higiene ocular
  • Proteger los ojos con unas gafas de sol homologadas
  • Mantener una distancia de seguridad con los dispositivos (televisor, ordenador, etc.) y no abusar del uso domestico de las pantallas digitales
  • Aplicar colirio para humedecer los ojos y evitar que se resequen
  • Acudir al oftalmólogo, mínimo una vez al año, para que se lleve a cabo un seguimiento de la salud ocular
  • Predicar con el ejemplo, ya que los niños y niñas tienden a imitar las costumbres de sus padres y madres

Finalmente, destacamos que promover un entorno familiar positivo es imprescindible para reforzar un uso correcto de las tecnologías. No se trata de demonizarlas, sino de incorporarlas de la manera más efectiva posible, sin que resulte perjudicial para la salud.

El pasado 20 de marzo empezó oficialmente la primavera. Este cambio estacional supone la llegada del buen tiempo, las buenas temperaturas y los días de sol. Por este motivo, desde la Fundació Concepció Juvanteny os proponemos una serie de actividades al aire libre para hacer con los más pequeños de la casa para disfrutar de esta nueva estación.

  1. Jugar al exterior al escondite, al pañuelo, a saltar a la comba, etc. Todas estas actividades, a parte de promover el ejercicio físico, potencian también un tipo de entretenimiento más allá de las nuevas tecnologías.

  1. Plantar un huerto en casa. Es una actividad que se puede realizar en el jardín, en la terraza o dentro de casa. Es una forma educativa para enseñar lo que es la responsabilidad, cuando comprueben que las semillas van a crecer siempre que las cuiden y rieguen.
  2. Hacer excursiones y rutas. Es una idea para los amantes de la naturaleza y del deporte, para apreciar los paisajes que quedan cerca de casa. Hacer un picnic cuando se llegue al destino también es una opción para motivar a los participantes.
  3. Volar una cometa. Encontrar un espacio adecuado, espacioso y ventilado, como por ejemplo la playa, para divertirse en compañía de familiares.
  4. Promover un concurso de fotografía. Una actividad artística y un gran entretenimiento, a la vez. La idea se basa en proponer una temática de la naturaleza (arboles, insectos, flores) y mientras se pasea por un entorno al aire libre, los más pequeños tomen fotos para organizar una exposición casera con sus obras de arte.
  5. Pintar y ponerse creativos. Promover un día artístico para experimentar con los colores, las texturas; un día para ensuciarse las manos. La pintura, además, estimula la comunicación, la creatividad y aumenta la capacidad de concentración, con lo cual se considera una actividad que supone todo un aprendizaje.

Desde la Fundació os animamos a practicar actividades como estas para que los niños y las niñas recuerden estos días como buenos momentos, aunque la situación que estamos viviendo no sea la mejor. Hagamos que disfruten de esta nueva etapa y se aprovechen de todos sus beneficios para estar más felices, tranquilos y relajados.

El Día de la Mujer se celebra internacionalmente el 8 de marzo con el objetivo de sensibilizar la población y los gobiernos sobre la existencia de situaciones y problemáticas que vulneran los derechos de las mujeres y requieren una solución.

El movimiento feminista existe de manera explícita desde finales del siglo XIX, aunque adquirió especial fuerza durante la segunda mitad del siglo XX, cuando las mujeres empezaron a integrarse en la vida pública de una sociedad que las había excluido de las decisiones importantes y ámbitos de poder. El sexismo es un problema que tiene presencia en nuestra sociedad desde siempre. No obstante, actualmente seguimos defendiendo un movimiento feminista incansable, persiguiendo unos objetivos que nos permitan transformar nuestro mundo en un entorno más igualitario donde las niñas y las mujeres no se sientan vulnerables ni privadas de derechos por su género.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny defendemos la igualdad de derechos, de oportunidades y de libertades. Sabemos que la sociedad en la que vivimos es desfavorable para niñas y mujeres y trabajamos para que estas desigualdades desaparezcan.

La educación sobre el empoderamiento de las niñas para acabar con los obstáculos del día a día es imprescindible. El hecho de concienciar sobre el sexismo desde la infancia, explicando los aspectos negativos que aporta a la sociedad, supone una anticipación para evitar construir una sociedad de mentalidad machista.

Conseguir un mundo justo, sin desigualdades por motivos de género, etnia o orientación sexual merece la atención de todos y todas. Necesitamos una unión y un empoderamiento colectivo. Por eso, os invitamos a acompañarnos en el Día de la Mujer. Es un orgullo ser niña, ser mujer; es un orgullo será una mujer que piensa, actúa y decide libremente. El futuro es lila o será.

Mañana, día 30 de enero, se celebra el Día Escolar de la No-Violencia y la Paz (DENIP) en todo el mundo. Es una fecha de gran importancia desde 1964, año en que murió Mahatma Gandhi. El objetivo de este día es promover la cultura de la paz, la no violencia y la resolución pacífica de conflictos entre los más pequeños y jóvenes.

Mahatma Gandhi es una figura reconocidas a nivel mundial por su lucha constante y su perseverancia en conseguir la paz mediante un movimiento no violento basado en las convicciones del ser humano. No obstante, fue él quién se convirtió en el promotor de la India independiente, a Gandhi no solo se le recuerda por este hecho, sino espacialmente por su defensa de la justicia social y el cambio de las esferas económicas, con una mirada enfocada en la transformación ética y espiritual de las personas. El líder pacifista, finalmente, fue asesinado por proclamar estos ideales y promover los derechos humanos.

La finalidad que persigue este día es la educación respecto de la tolerancia, la solidaridad y el respeto. Las escuelas y centros se convierten en un instrumento de paz y empatía entre personas con distinta formación, etnia, cultura y religión.

La importancia de este día se debe a que pretende potenciar una educación inspirada en una cultura de no violencia dirigida al alumnado para que adquieran conocimientos, actitudes y comportamientos que refuercen su desarrollo como ciudadanos globales, críticos y comprometidos con los derechos humanos. Es por este motivo que, en el ámbito de la educación, tanto infantil como primaria y secundaria, se implementan dinámicas y actividades para motivar el interés en contribuir en un mundo empático, facilitar la resolución de conflictos y fomentar la empatía y la visión crítica.

La célebre frase de Gandhi “No hay un camino para la Paz, la Paz es el camino”, confirma que la paz no es un destino, sino un valor que se debe aplicar día a día para conseguir las metas que nos propongamos como individuos. Desde la Fundació Concepció Juvanteny apoyamos actuar siempre desde esta perspectiva para vivir, en consecuencia, en una sociedad mejor que se guie por el amor y la solidaridad.

El año que acabamos de despedir ha dejado ha millones de niños y niñas sin poder asistir a las aulas escolares por culpa de las restricciones que ha impuesto la Covid-19. No solo han sufrido tres meses de confinamiento domiciliario, sino que el curso se ha vista perjudicado en diferentes ocasiones por el aumento de contagios.

Esta nueva realidad ha acelerado la digitalización y, gracias a las herramientas tecnológicas, la formación a través de la pantalla ha sido posible. No obstante, este hecho también ha supuesto que muchos infantes y jóvenes no tengan acceso a la educación online, con lo que la brecha digital y las desigualdades sociales han sido más evidentes que nunca.

Además, ha quedado demostrado que la presencialidad escolar es mucho más que el aprendizaje académico, ya que la socialización es esencial para el crecimiento de los más pequeños y el juego tiene innombrables beneficios para su salud y bienestar.

Otra desventaja de este formato educativo es el aumento del uso de las pantallas, suponiendo esto un claro incremento del tiempo dedicado a los aparatos electrónicos en sustitución de la actividad física y las horas de sueño. El exceso de exposición se asocia a un peor desarrollo cognitivo y socioemocional, y puede generar consecuencias negativas en las habilidades motoras, también en la salud ocular, y, a su vez, fomenta el senderismo. De hecho, es pertinente destacar que, a nivel nacional, previamente a la cuarentena, solo un 15% de los infantes utilizaba dispositivos como los ordenadores durante más de 90 minutos diarios; mientras que durante la cuarentena la cifra aumentó a un 73%.

Esta nueva realidad también ha supuesto algunos aspectos positivos a destacar, como la liberación que ha representado el hecho de no asistir a la escuela para aquellos menores que sufrían de abusos y exclusión.

Lo que realmente importa es apreciar la parte positiva y el aprendizaje que se extrae de estos hechos vividos, ya que con esta nueva modalidad online se ha aprendido a mejorar la capacidad de adaptación, la empatía, la resiliencia, a pasar más tiempo con la familia, a realizar tareas domésticas o a super el aburrimiento.

 

La Navidad es una época muy especial para todos, pero especialmente para los niños y niñas. Con tanta variedad en el mercado, y sobre todo en estas fechas, las familias dudan sobre cual es el regalo perfecto. Desde la Fundació Concepció Juvanteny os queremos dar una serie de consejos e ideas de regalos para estas fiestas para que sean educativos, adecuados y mágicos.

  • Juegos de mesa: son claramente educativos, ya que enseñan a los más pequeños a ganar, perder, seguir las reglas, jugar en equipo y a disfrutar de los tiempos en familia.
  • Libros: permiten ayudar a la comprensión lectora, mejorar la ortografía y la gramática y, sobre todo, potencian la imaginación y la creatividad. Por este motivo son una herramienta ideal para que los niños y niñas se distraigan.
  • Trabajos manuales: una de las actividades que fortalece y estimula la atención, la memoria, la cognición, la psicomotricidad y el aprendizaje. Un indispensable para los más pequeños.
  • Puzles: es una actividad muy beneficiosa para la salud. A parte de ser un gran ejercicio mental, permite incrementar el razonamiento visual y espacial, la memoria, la observación de los detalles, la productividad y la habilidad de resolución de conflictos. Además, ¡es una actividad de lo más divertida!
  • Juegos de lógica: ponen en marcha todos los rincones del cerebro, mientras aumentan la capacidad de concentración y el desarrollo del pensamiento crítico. Resolver enigmas es todo un reto para la mente, tanto para los más pequeños como para los mayores de la familia.
  • Juegos para aprender idiomas: se trata de una alternativa perfecta para entretenerse mediante videojuegos interactivos y, a la vez, aprender una nueva lengua y formarse académicamente.

El mejor regalo es aquello que esta pensado en función de los intereses de quien lo recibe, independientemente de su sexo, edad y sus gustos. Por este motivo, desde la Fundació queremos promover una sociedad en la que los niños y niñas crezcan de manera igualitaria, libre y feliz, sin que su potencial se vea limitado.

La crisis de la Covid-19 ha supuesto un antes y un después este año 2020. Tanto adultos como niños y niñas hemos experimentado miedos, tristeza o preocupaciones. Durante este año, nuestras emociones y las situaciones vividas han sido cambiantes, y esta Navidad, una época de momentos llenos de magiatendremos que vivirla de forma distinta.  

Las reuniones familiares y los reencuentros están limitados a un máximo de 10 personas. Para los más pequeños de la casa, esto supone adaptarse a una situación nueva y desconocida. Además, para muchos estas fiestas suponen un intento de ahorrar dinero y participar en menos actividades sociales que otros años. Aun así, no se debe olvidar a aquellos colectivos que necesitan nuestra ayuda. 

Como es habitual en Navidad, se ponen en marcha distintas campañas solidarias de recogida de alimentos o juguetes. Este año no podía ser diferente. Aunque se deban respetar las restricciones es importante potenciar las iniciativas que persiguen paliar, mediante la solidaridad, las dificultades económicas y sociales en la que se encuentran millones de catalanes y catalanas. En consecuencia a estos problemas, las ayudas y donaciones para los más pequeños se han visto drásticamente afectadas. 

Actualmente, hay más de 200.000 niños y niñas en centros de acogida en España, y recae en nuestras manos sacarles una sonrisa después de un año tan duro. Por este motivo, se deben apoyar iniciativas como la de Willy Socks, una empresa que regalará calcetines especiales el día de reyes para cada comanda que reciban en su tienda. 

Desde la Fundación Concepció Juvanteny seguiremos luchando para que los más pequeños y las familias puedan disfrutar de estas fiestas de la mejor manera posible. Con vuestro apoyo, una Navidad mejor es posible para todos.  

Los contagios provocados por la Covid-19 van en aumento y es importante mantener un control sobre la higiene de los más pequeños de casa como medida de prevención. Los niños y niñas deben tomar conciencia para evitar el contagio de enfermedades. Por esta razón, desde la Fundación Concepció Juvanteny queremos compartir una serie de consejos para inculcar hábitos de higiene a los más pequeños: 

  1. Limpieza de manos. Es el acto más importante y debe hacerse correctamente, espumando con jabón, enjuagando con abundante agua y finalmente secándose las manos con una toalla. Como punto clave, hay que conseguir que los pequeños perciban esta dinámica como una rutina divertida y no como una obligación.   
  2. Limpieza de dientes. La higiene bucal es esencial para la salud de los niños. El cepillo debe ser infantil y la pasta de un sabor suave. El cepillado debe repetirse al menos dos veces al día, preferiblemente por la mañana y antes de acostarse.
  3. Una ducha o baño para mantener el cuerpo y cabello limpios. Después de un largo día lleno de juegos y actividades, los niños deben eliminar la suciedad con la combinación de jabón neutro y agua tibia. Se desaconseja el uso de esponjas. Debemos recordar que la piel es una de las primeras barreras del organismo para protegernos de cualquier agresión externa. 
  4. Sonarse con pañuelos de papel. Es preferible eliminar la mucosidad con papel porque el pañuelo es desechable y de un solo uso.
  5. Cubrirse la boca al estornudar, siempre. Los pequeños deben interiorizar que deben cubrirse la boca con el interior del codo al estornudar, con tal de evitar el contacto de las manos con la cara.

Normalizar estas medidas es esencial para poner fin al virus, y es trabajo de todos adoptar una buena rutina de higiene entre la población para mantener nuestra salud y la de nuestro entornoCuidémonos para volver a la normalidad lo antes posible.