Es bien cierto que el día de San Jordi es uno de los días más importantes para los catalanes y para la cultura catalana. Un día de celebración en el que disfrutamos de la primavera, las flores, el romanticismo, la gente que apreciamos y, sobre todo, de la cultura. Es tradición regalar el día 23 de abril rosas y libros a las personas que más queremos.

Por eso, las calles de Cataluña se llenan de paraditas y tiendecitas de libros y rosas para que todo aquel que pasee pueda comprar y ver la magia que se crea durante todo el día.

Desde la Fundación nos gustaría recomendar libros que desde muy pequeños nos hicieron amar la lectura, la cultura, la familia, la fantasía y, sobre todo, las ganas de aprender y de vivir.

Empezamos recomendando libros para los más pequeños:Fotos de stock gratuitas de de cerca, día de san jorge, efecto desenfocado

  • El primer libro que mencionamos es La peña de los tigres, trata de las aventuras entre un grupo de tres amigos que les gusta hacer de detectives y van resolviendo los diferentes enigmas que se encuentran.
  • La segunda recomendación es la colección de libros de Kika Superbruja, en la cual Kika en cada libro resuelve una aventura nueva. Por ejemplo, Kika Superbruja detective en el que investiga el robo de la bicicleta de su madre.
  • Son pocos los niños que ven chocolate y no quieren comerlo, y, nos arriesgamos a decir que sois muy pocos los que no habréis visto nunca la película Charlie y la fábrica de chocolate, pues bien, ¿sabíais que la adaptación cinematográfica surge de un libro escrito por Roald Dalh? El libro trata sobre Charlie Bucket, un chico que proviene de una familia muy pobre que tiene la suerte de conocer a  Willie Wonka, propietario de la fábrica de chocolate y que gracias a una serie de acontecimientos los dos tienen una nueva oportunidad.
  • Siguiendo con las aventuras, ¿cuántos niños no han soñado nunca con animales fantásticos como los dragones? Si eres un soñador nato de aventuras, animales fantásticos, caballeros y dispones de una capacidad de imaginación y fantasía descomunal Eragon sin duda, es tu libro. Eragon es un joven que vive en una pequeña aldea y que un día se encuentra una piedra en la cual nace un dragón, a partir de este momento se tendrá que hacer cargo de Saphira (así es como se llama el animal) y tendrán que sobrevivir a varias aventuras y guerras.
  • Otro libro muy especial y que todo niño tendría que leer y releer cuando crece es El Principito, una historia mágica llena de reflexiones y de enseñanza. Es muy sencillo de leer que trata temas como la amistad, la soledad, la pérdida, el sentido de la vida, y, en general, temas que nos acompañan durante el camino de la vida desde muy pequeños.
  • Wonder es un libro que explica la historia de un chico que ha nacido con un trastorno genético y que sufre de una malformación facial. El chico llamado Augusto tendrá que ir por primera vez a la escuela y experimentar que se siente al vivir una vida normal.

En la Fundación defendemos que iniciarse en el mundo de la lectura desde muy pequeños nos ayuda a potenciar la creatividad y aprender del mundo que nos rodea, además potencia el vocabulario, la forma de escribir y expresarse y la concentración. ¡Os deseamos una buena Fiesta de San Jordi!

Entendemos la educación emocional como un proceso educativo que pretende conocer y desarrollar las competencias emocionales, sean propias o de otras personas, para entender aquello que pensamos y hacemos. En otras palabras, la educación emocional pretende saber reconocer las emociones para saber cómo actuar en relación con otras personas, con ellas mismas y también resolver conflictos, logrando un bienestar social y personal. 
 
La educación emocional se inicia desde que somos muy pequeños y no solo se aprende en la escuela, sino que también se aprende en entornos familiares, en los medios de comunicación, en la sociedad en general, etc.  

boy playing cube on white wooden table

¿Por qué es importante tratar la educación emocional entre los más pequeños?  

En primer lugar, hay que mencionar que durante la infancia los niños y niñas despliegan las bases de aprendizaje y crecimiento, por lo que, es un momento fundamental para aprender a diferenciar como te sientes y poder de este modo identificar las emociones que tienes. Es decir, es clave que los niños y niñas entiendan las emociones desde bien temprano porque favorece al mismo conocimiento. Si desde muy pequeños entendemos nuestras emociones (comprender como nos sentimos en cualquier momento), es más fácil entendernos y estaremos preparados para afrontar los retos que se presentarán a lo largo de la vida. 

Conocer las emociones ayuda a mejorar la empatía y las habilidades sociales, saber ponerse en el lugar del otro permite comprender las emociones de las otras personas sin juzgarlas. Controlando las emociones, los niños se adaptarán a la sociedad y a las relaciones con diferentes personas. 

Es importante saber que, aprender de las emociones aporta una mejora de la autoestima y de la visión que cada persona tiene de una misma. Si desde muy pequeños, nos mostramos seguros y confidentes con nosotros mismos, creeremos en nuestros proyectos y seremos capaces de afrontar los retos que nos imponemos. Será más fácil controlar la frustración y el estrés durante la resolución de los diferentes retos si creemos en nosotros y en lo que hacemos.  

Un buen ejemplo para entender cómo se puede tratar la educación emocional con los niños en la escuela es cuando los niños y niñas lloran porque echan de menos a sus padres o porque tienen alguna preocupación. Los profesores, en vez de impedir o prohibir que lloren, pueden explicar que está bien llorar, que si se sienten tristes lo pueden hacer por qué es comprensible, en este caso, que añoren a los padres. 

Otro ejemplo y este podría estar más enfocado en el ámbito familiar seria que cuando hay situaciones que no son cotidianas en el día a día del niño, el adulto preguntara cómo se siente este, por ejemplo, si ha recibido un regalo y está contento, o se ha portado mal y lo han reñido y, por lo tanto, está rabioso o triste. 

Por todos estos motivos, desde la Fundación ConcepcióJuvanteny trabajamos la educación emocional para que permita desarrollar la persona que serán y para ello, es necesario entender las emociones.

 

Hoy, 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer y aunque hemos recorrido un largo camino, aún nos queda mucho para llegar a una sociedad más igualitaria.  
The Future if Female sign

A modo de recordatorio, esta fecha fue declarada por las Naciones Unidas el 1975, pero países como Estados Unidos no lo celebraron hasta 14 años más tarde. La explicación más verosímil es que el 8 de marzo de 1857, miles de trabajadores textiles decidieron salir a la calle para protestar por las miserias condiciones laborales, reivindicar el recorte del horario y poner fin al trabajo infantil.  

La lucha por una sociedad más justa debe ser todos los días. Como sociedad, debemos ser especialmente críticos con aquellas organizaciones, colectivos o individuos que tienen actitudes machistas. Para evitar que los futuros ciudadanos del mundo no consientan ni sean partícipes de actitudes peyorativas. Por eso, desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos daros algunos consejos para educar a niños y niñas:  

  • Libros feministas: Por desgracia, en los libros de historia aún son muchos los que omiten figuras tan importantes como Amalie Emmy Noether, relevante en el campo de la algebra y la física. Es importante que los niños y niñas conozcan estas mujeres con libros como ‘Cuentos para niñas rebeldes’, con más de 100 historias de mujeres relevantes.  
  • La equidad de género empieza en casa: Es vital que vean como sus referentes en casa se reparten las tareas, que no solo se hace cargo la madre de cocinar, cuidarlos y limpiar. Los padres también deben participar.  
  • Las niñas requieren formación relacionada con su seguridad, finanzas y el uso de tecnologías, para que no las haga dependientes de otros en un futuro.  

Son muchas las formas con las iniciativas para crear una sociedad mejor. Por eso, debemos apoyar y ayudar a las mujeres para que, entre todos, tengan un futuro mejor. Des de la Fundació Concpeció Juvanteny lucharemos por la causa por lo cual la sociedad será feminista, o no será.  

El abuso sexual infantil es un tema tabú en la sociedad que afecta muchos más niños de los que podríamos llegar a pensar. Consiste en la obligación e imposición de llevar a cabo una actividad sexual por parte de un adulto a un menor aprovechando la desigualdad de poder implícita.

La Fundación Concepció Juvanteny creó de manera pionera el proyecto AIDA, modelo de intervención basado en la reparación de víctimas infantiles que han sufrido abusos sexuales. El proyecto ayuda a las víctimas a encontrar un equilibrio funcional y emocional del sistema después de haber pasado por una situación tan desfavorecida.

Fotos de stock gratuitas de adentro, adorable, afecto

Es muy difícil proporcionar ayuda si no eres conocedor de los abusos que sufre o ha sufrido una víctima, por lo tanto, como podemos hacer para estar atentos y detectar abusos en los niños?

Hay que saber que hay diferentes aspectos (a tener en cuenta) en la hora de identificar abusos sexuales, como por ejemplo manifestaciones conductuales, físicas y emocionales.

Aspectos conductuales:  Algunas de las conductas que podrían manifestar un abuso sexual son las dificultades para relacionarse, actitud sexualitzada o alteraciones a la alimentación o higiene.

Aspectos físicos: Hay que estar a la vigía si el menor presenta dolores o hematomas que no habían existido antes del abuso,  es posible que también presente mordiscos, chupetes y marcas en el cuello o zonas eróticas.

Aspectos emocionales: En el caso de menores que tengan un cambio de personalidad donde se aíslan o rechazan que alguien los toque o si manifiestan ataques de pánico, depresión, ansiedad .. Por otro lado, si existen muchos cambios de actitud y humor, o creen que son causantes y culpables de todas las acciones que realizan.

Los aspectos mencionados son posibles manifestaciones que exponen los niños cuando sufren abusos sexuales que pueden servir a su entorno para estar en la vigía y sospechar al ver estas señales que pueda ser cualquier problema de este rescoldo. Es muy importante detectar cualquier indicio de abuso, para que servicios como AIDA ayuden a superar y encarar el futuro que tienen delante los niños que han sufrido agresiones y sus familias.

El pasado 11 de febrero se celebró el Día Internacional de las Mujeres y Niñas en la Ciencia, una fecha clave para reconocer el papel que desarrollan en el sector. Cada vez son más las niñas que enfocan su carrera profesional en la tecnología y la ciencia, pero esto todavía no es suficiente, puesto que los números delatan que todavía existe una importante diferencia. Por ejemplo, según el informe “Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), elaborado por la UNESCO en 2019, solo el 28% de las personas dedicadas a la investigación científica son mujeres. Por eso, tenemos que potenciar la igualdad en este ámbito. Desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos daros algunos consejos para ayudar a esta causa:

woman in white long sleeve shirt sitting on chair

Potenciar representantes

Las niñas cada vez están más concienciadas que no necesitan un príncipe azul ni un castillo, y saben que pueden ser lo que quieran, porque brillan por sí mismas, sin que nadie los haga sombra. Por eso, se tienen que potenciar las mujeres que se dedican y destacan en estos campos, porque las tengan como referentes. Todos conocemos a Albert Einstein o Isaac Newton, pero también hay mujeres que han destacado en el campo de la ciencia o la tecnología a lo largo de la historia.

Por ejemplo, Amalie Emmy Noether fue muy relevante en el campo de la física y álgebra, con 40 publicaciones ejemplares que llevaron a Einstein a categorizarla como la mujer más importante a la historia de las matemáticas. Marie Curie también destaca como la máxima pionera en el campo de la radiactividad.

Romper los estereotipos

Los familiares, la escuela y todos los actores en contacto con las niñas tienen que ser plenamente conscientes que a veces son los adultos que perpetuamos algunos de los estereotipos. Combatir estas situaciones es esencial para potenciar la presencia femenina en los ámbitos científicos y tecnológicos.

Herramientas para aumentar el interés en la materia

Estos sectores son de vital importancia en nuestra sociedad pero, muchas veces, los más pequeños no son conscientes de su relevancia. Por lo tanto, una buena manera de concienciar a los niños y niñas que la ciencia y la tecnología son divertidas es a partir de juegos. Un ejemplo es “Mí laboratorio de química”, que contiene más de 120 experimentos, o cuentos como “Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes”, una serie de 3 libros infantiles con 100 historias de mujeres extraordinarias.

Más iniciativas por visibilidad esta problemática

Son muchos los proyectos que luchan para reducir la rendija en el sector, pero nos gustaría destacar especialmente el proyecto presentado por el Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMITO) denominado No more Matilda. Esta nueva iniciativa nace para corregir la eliminación sistemática que a lo largo de la historia han sufrido las científicas e incorporarlo en los libros de textos escolares, evitando al mismo tiempo que pase en el futuro con altas científicas o tecnólogas relevantes.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny continuaremos trabajando para fomentar la presencia femenina en este sector. Los explicaremos a las niñas y chicas la importancia de dedicarse al que las haga felices sin verse discriminadas por el género. Juntas, crearemos un futuro más justo en el que las chicas sean lo que quieran ser.

El servicio creado por la Fundación Concepció Juvanteny aplica novedades en la atención a las víctimas introducidas por la Ley Orgánica 8/2021 de 4 de junio, de protección integral en la infancia y adolescencia contra la violencia.

El proyecto AIDA – Abordaje Integral del Abuso ayudará a las víctimas y sus familias de forma integral

La Fundació Concepció Juvanteny, entidad social catalana por la protección de los derechos de los niños, ha presentado la nueva unidad contra los abusos sexuales para el diagnóstico y la reparación de las víctimas y las familias AIDA – Abordaje Integral del Abuso. El nuevo servicio da respuesta a una realidad estremecedora que indica que 1 de cada 5 niños y niñas sufre abuso sexual infantil antes de los 17 años. De estos, un 60% nunca recibirá ningún tipo de ayuda y el 90% no dirá nada hasta la edad adulta.

“La unidad AIDA introduce un nuevo modelo de intervención basado en la reparación y no en el tratamiento de las víctimas. El abuso no es una enfermedad, es una agresión a la parte más íntima de la persona, a su alma, y esta no se trata, se repara”, explica Montserrat Juvanteny, impulsora y directora del proyecto AIDA. ”Las víctimas de abuso se sienten culpables de su sufrimiento, por vergüenza o por miedo, y no revelan hasta mucho tiempo después el mal que han sufrido. Nuestro objetivo es romper este tabú. Somos conscientes de que el abuso encarcela el futuro de las víctimas, y trabajemos para ser la clave de su libertad.”

AIDA trata las situaciones de abuso de forma pionera. En primer lugar, empodera los niños para que identifiquen, rechacen y hagan públicas posibles situaciones de abuso. El abordaje de la reparación se hace desde la familia, que supone el núcleo central de la problemática y de su reparación. Se busca que el proceso sea breve para favorecer el restablecimiento del equilibrio funcional y emocional del sistema, y se complementa con cobertura y asesoramiento jurídico para evitar la revictimización.

Los abusos infantiles, una realidad que hay que combatir de forma integral

Entre un 70 y un 80% de los abusos sexuales infantiles suceden en el ámbito intrafamiliar. Se producen en la familia nuclear de los niños, su unidad de convivencia diaria, un entorno que tendría que ser protector y que, en estos casos, se convierte en abusador.

Estas situaciones de abuso, de las cuales solo se verbaliza un 20%, provocan disfunciones y sufrimientos a la totalidad de la familia. Las víctimas que se detectan reciben tratamiento y atención, pero los otros miembros de la familia quedan desamparados. AIDA no únicamente ayudará las víctimas, sino que tratará y reparará a todos los miembros de la familia para prevenir abusos futuros.

AIDA cuenta con terapeutas familiares, psicólogos, trabajadoras sociales y profesionales del ámbito sanitario preparados para atender las víctimas de abuso de forma personalizada. También se dispone de juristas especializados, que permiten reducir el número sesiones en las que las víctimas tienen que declarar y rememorar acontecimientos traumáticos. El objetivo conjunto es ofrecer un abordaje integral del abuso

Todos trabajan de manera conjunta y coordinada tanto con la víctima como con la familia, para asegurar un abordaje integral de la situación de abuso y una reparación adecuada.

Si queréis conocer más acerca de la unidad AIDA, necesitáis atención o queréis colaborar con nosotros, contáctanos:

Email: info@fcjuvanteny.org 

Teléfono: 932 186 864

Hoy, día 20 de noviembre, es el Día Universal del Niño, el cual está dedicado a todos los niños y niñas del mundo. Se trata de una celebración de todos los avances conseguidos con los años, pero sobre todo, para evidenciar la situación de aquellos niños que se encuentran en situaciones de precariedad y desfavorables; para dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar a la población sobre la importancia de trabajar por su bienestar y desarrollo.

Se celebra, en definitiva, en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño, durante el año 1959. También es el día del aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño del año 1989. el tratado internacional más ratificado de la historia. Ésta se caracteriza por sus 41 artículos, a través de los cuales se exponen los cuatro principios fundamentales y universales: la no discriminación, el interés superior del menor en las medidas que les conciernan, derecho a la vida ya la libre expresión y opinión.

Este día mundial recuerda que todo niño debe tener derecho a la salud, a una buena educación, a la protección, independientemente del lugar del mundo en el que haya nacido. Es muy importante remarcar la relevancia sobre las necesidades de los más pequeños, dando un reconocimiento a la vez a aquellos individuos que trabajen cada día para que los niños y niñas puedan tener un futuro mejor, decente y en condiciones óptimas.

Los principales receptores no son los adultos, sino los niños y niñas, quienes deben ser sujetos activos del trabajo para defender sus propios derechos, ser conscientes de ello, reflexionar sobre ellos. Desde la Fundación Concepció Juvanteny le animamos a plantear actividades para comprender los privilegios y la realidad en la que vivimos, desgraciadamente, desde las aulas o las mismas casas con las familias.

Sumémonos a la llamada mundial a favor de la infancia y de los niños más vulnerables. La unión hace la fuerza y ​​es trabajo de todos acabar con las condiciones perjudiciales para más pequeños, como el trabajo infantil, derecho a una buena educación, a la protección ante la ley oa una vivienda digna.

El mes de septiembre es una época de cambios, de inicios, de nuevas etapas. El verano y las vacaciones se acaban, y los niños y niñas retornan a las aulas, a las clases, a la rutina, y este año de manera presencial. Parece que la normalidad retorna a nuestras vidas, y después de tantos meses de distanciamiento y obstáculos, recuperamos la esperanza.

Esta temporada puede suponer malestar y preocupaciones en los niños, ya que los procesos de transición no siempre son fáciles. Por este motivo, desde la Fundació Concepció Juvanteny, queremos dar una serie de consejos para afrontar la vuelta al colegio de la mejor manera:

  • Remarcar los aspectos positivos de empezar un nuevo curso: aprenderán nuevos conocimientos, se reencontrarán con las amistades, etc. ¡Demostrar los pequeños detalles desde una perspectiva optimista les ayudará a tomarse los cambios con fuerza y ​​felicidad!
  • Escuchar y apoyar a los más pequeños en todas sus preocupaciones e inseguridades. Deben sentir que su opinión es importante, deben sentirse comprendidos. Es muy importante en la vida cotidiana de los pequeños, pero especialmente en momentos cruciales que los pueden hacer sentir inseguros.
  • Ayudarles a preparar el material escolar durante la noche anterior, por lo que aprendan a organizarse y lo perciban como un proceso agradable al hacerlo en familia. ¡Incluso puede convertirse en un ritual!
  • Aprovechar las tardes para hacer deporte o ejercicio físico, así, de esta forma, se liberan las tensiones. Hay muchas opciones diferentes, como montar en bicicleta, jugar a la pelota, etc. ¡Y si se hace en familia, siempre es mejor!
  • Aprender a regular la ansiedad como persona adulta, para evitar transmitirla al niño o niña. Nadie se escapa de la vuelta a la rutina. Sin embargo, es importante no influenciar a los pequeños con negatividad o pereza.

¡Por lo tanto, ya lo sabéis! Las vueltas no siempre son sencillas, pero siempre acaban siendo mágicas si se afrontan de la mejor manera posible y con positivismo. ¡Ánimo a todos y todas!

La ciencia enseña a los más pequeños de la casa a extraer sus propias conclusiones, a estimular el razonamiento lógico y, evidentemente, se trata de un gran impulso de su creatividad. En definitiva, la ciencia es mucho más que números, datos y cifras; también es diversión, descubrir, misterios, experimentar y crear.

Es por este motivo que desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos acercar la ciencia a los niños y niñas, ya que sabemos que puede resultar ser una experiencia divertida que combina el aprendizaje con el juego. Os proponemos una serie de ideas:

1. Experimentos: es el método más dinámico, ya sean con agua, alimentos u otros ingredientes. Es una propuesta muy interesante para aprender a transformar un elemento inicial en una explicación racional y lógica.

2. Instrumentos: son una herramienta muy atractiva. Los telescopios son un gran ejemplo, para así, poder observar el cielo; o los microscopios para contemplar lo que a simple vista es invisible a nuestros ojos.

3. Actividades científicas: pasar el día con la familia en una excursión para observar los insectos, clasificar las hojas de los árboles, plantar semillas y ver su crecimiento, son ejemplos de lo más entretenidos!

4. Museos: se trata de espacios excepcionales donde aprender, descubrir y experimentar con otros niños, a través de talleres…

5. Películas, series o libros: son herramientas fantásticas y divertidas para entretener a los niños en su tiempo libre, y al mismo tiempo, actividades educativas que estimularán su curiosidad y su gusto por la ciencia.

En conclusión, acercar la ciencia a los más pequeños supondrá muchos beneficios a corto y largo plazo, y, al mismo tiempo, permitirá que vean la vida desde una perspectiva más crítica. Os animamos a probar estas actividades en familia, ¡así todo el mundo se formará y obtendrá nuevos conocimientos!

El día 12 de agosto fue el Día Internacional de la Juventud. Este día tiene el objetivo de situar en primer plano, ante la comunidad internacional, los problemas de los jóvenes, celebrando el potencial de la juventud como socios indispensables de la construcción de nuestra sociedad mundial.

Es importante destacar el papel de la juventud, ya que se trata de un colectivo indispensable de cambio. Es inevitable no vincular este concepto con las ideas de vitalidad, fuerza, inexperiencia, idealismo o creatividad. Por este motivo, desde la Fundación Concepció Juvanteny defendemos que se trata de una figura imprescindible para la evolución social, potenciar valores y luchar por estos, siendo inconformistas.

Más del 50% de la población mundial es menor de los 30 años, pero sus opiniones no son consideradas en la toma de decisiones importantes, en aspectos como la mejora de las condiciones laborales y las oportunidades de empleo; una educación óptima y conseguir un planeta mejor con una buena gestión de los recursos naturales son las máximas preocupaciones del colectivo.

En conclusión, los jóvenes no son el futuro sólo, sino el presente, ya que las aportaciones que puedan dar a la sociedad en la edad adulta dependen de lo que piensen, sientan y cómo actúen hoy. La educación es el motor de la transformación de la sociedad. Cuando los niños y niñas reciben una educación equitativa y de calidad, se trabaja por un mundo más justo y una mejor calidad de vida.