La tecnología destaca por su gran importancia en nuestras vidas, y, también en la de los más pequeños de casa. Esta es generación en la que los dispositivos digitales son innatos para ellos y ellas. Por este motivo es importante utilizarlos como una ventaja para aprender y desarrollar sus capacidades e intereses, incluso para mejorar académicamente.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny os proponemos una serie de aplicaciones digitales que pueden resultar una gran herramienta educativa para los niños y niñas:

  • Photomath: esta aplicación permite un aumento de conocimientos mientre se resuelven operaciones matemáticas. Su funcionamiento es simple: el alumno fotografía con su móvil o Tablet la operación a resolver, y la aplicación le explica como llegar hasta la solución.
  • Mujeres que cambiaron el mundo: esta aplicación de pago permite conocer la vida de mujeres que hicieron cosas increíbles: aviadoras, científicas, artistas, activistas… mujeres brillantes y valientes. Incluye ilustraciones e historias de mujeres como Marie Curie, Jane Goodall o Frida Kahlo, entre muchas otras.
  • Anatomy Learning: gracias a esta, el estudio de la anatomía humana nunca fue tan divertido. A través de su interfaz táctil en 3D, los más pequeños descubren los músculos, los huesos, el sistema nervioso y los órganos.
  • Toc and Roll: otra aplicación de pago que facilita un estudio de grabación para que se puedan llevar a cabo diferentes composiciones musicales mientras se grava la voz y se añaden efectos. Finalmente, se pueden compartir con el público.
  • Lightbot: Code Hour: ideal para empezar a entender que es la programación sin ninguna experiencia previa y jugando, resolviendo pequeños retos en forma de puzzle.

En época estival es fundamental que los más pequeños sigan aprendiendo y nada es mejor que hacerlo de la mano de la tecnología. Esperamos que estas propuestas os hayan sido de utilidad y os inspiren a utilizarla de la mejor manera posible, de forma educativa y sobre todo, moderadamente.

Diariamente, en la televisión, en las noticias o en las redes sociales escuchamos hablar de problemas actuales de nuestra sociedad. Estas preocupaciones pueden tener un impacto más reducido en nuestras vidas si decidimos contribuir en su solución sumándonos a otras personas para conseguir un gran cambio.

Es por este motivo que, desde la Fundació Concepció Juvanteny os queremos presentar a 5 jóvenes activistas que han cambiado la visión de todos y todas en diferentes ámbitos en los últimos años.

  1. Greta Thunberg: nacida en el año 2003 en Suecia, empezó a protestar en Riksdag (Parlamento de Suecia), con el objetivo fundamental de evidenciar una problemática grave: el cambio climático. También genera una consciencia sobre el calentamiento global. Su “huelga escolar por el clima” empezó a atraer la atención de los medios de comunicación y desde entonces no ha dejado de estar en el punto de mira. En el año 2019 estuvo nominada al Premio Nobel de la Paz, entre muchos otros premios y honores, por su activismo.
  2. Carlota Bruna: es una influencer, instagrammer y youtuber catalana, nacida en el año 1997, que empezó a ser conocida en las redes sociales gracias a las recetas y consejos veganos que publicaba. Estudió nutricionismo y actualmente es autora de un libro, dietista especializada en sostenibilidad y activista por los derechos de los animales y el cambio climático, con más de 175.000 seguidores en Instagram.
  3. Malala Yousafzai: es una activista del Pakistán, defensora del derecho a la educación de las niñas y mujeres. Con tan solo 15 años, fue el objetivo de un atentado talibán que prácticamente terminó con su vida, habiendo sufrido un disparo en el lado derecho del cráneo. Escribió para la BBC, bajo el seudónimo “Gul Makai”, cuando solo tenía 11 años para explicar la violencia y la situación de la educación en su país. Ganó el Premio Nobel de la Paz y, actualmente, estudia Filosofías, Políticas y Economía en la Universidad de Oxford.
  4. Jazz Jenning: es una personalidad norteamericana de Youtube, televisión y activista por los derechos LGBTIQ+. Nació en el año 2000, es una mujer transgénero, destacada por ser una de las personas documentadas públicamente más jóvenes en ser identificadas como tal. Presenta una serie sobre su vida, titulada “I Am Jazz”, la cual se centra en su familia y su adolescencia desde la perspectiva de una joven transgénero.
  5. Pol Galofre: es un hombre de Badalona, nacido en el año 1987, activista trans y feminista y uno de los actuales dinamizadores y coordinadores del Espai Trans y de la Cultura Trans. También ha editado un libro y ha dirigido cortos documentales como “Las Cosas que Importan”. Actualmente, es docente en el Máster de Género y Comunicación de la UAB, entre muchas otras actividades del ámbito de la diversidad sexual. Además, se ha convertido en un claro ejemplo que reivindica que no hacer falta ser una mujer para poder gestar un hijo, ya que se quedó embarazado a finales del año pasado.

Esperamos que estas personalidades os sirvan de inspiración, que os motiven y que os hagan aprender, para así conseguir entre todos y todas un mundo mejor, más justo y más humano. ¡Podemos!

El pasado 28 de junio se celebró el Día del Orgullo LGBTIQ+ en conmemoración de los disturbios de Stonewall durante el año 1969 para reafirmar el sentimiento de orgullo de las identidades y orientaciones sexuales y de género tradicionalmente marginadas y reprimidas.

Des de la Fundació, queremos garantizar el derecho de los más pequeños a no ser discriminados con motivo de su orientación sexual o preferencia de género, ya que, aun hoy en día esta cuestión supone un motivo de represión en muchos países del mundo. Para asegurar que estos niños y niñas pueden ser capaces de ejercer sus derechos completamente, se deben fortalecer normas sociales positivas a través de la educación, la legislación y las políticas que fomenten la diversidad y la aceptación.

Los niños y niñas que forman parte del colectivo son más propensos a sufrir abusos, a ser marginados. Crecer en un entorno de menosprecio, de ataques, tanto en la escuela como en casa, es un claro factor que genera ansiedad y depresión. También se conoce que el porcentaje de suicidio de los jóvenes LGBTIQ+ es mucho más elevado, en comparación con la juventud heterosexual.

Desde la Fundació os proponemos tres libros de la temática LGBTIQ+ para ayudar a entender a los más pequeños que se trata de una realidad más:

  • Sirenes, de Jessica Love: una historia con una sensibilidad especial sobre su protagonista y su relación con su abuela; y como él tiene ganas de disfrazarse de sirena.
  • Yo soy Mía, de Nerea García: un libro sobre la transexualidad infantil desde una perspectiva familiar para contribuir a la aceptación de la diversidad sexual.
  • El Día de la rana roja, de Esther Elexgaray Cruz y Raúl Domínguez Pazo: un cuento que habla del amor entre dos príncipes, rompiendo con los arquetipos y tradiciones.

En definitiva, la educación es la medida más efectiva para prever la discriminación del colectivo y sus familias. Es importante enseñar, ya desde la infancia, que existen diferentes formas de expresar el género, todas ellas igual de válidas. También es imprescindible fomentar el respeto y la tolerancia, resolviendo cualquier tipo de duda que se pueda tener y siendo un acompañamiento, un refuerzo. ¡Querámonos y celebremos la diversidad por un un mundo mejor!

Las vacaciones de verano cada vez están más cerca y, como todos sabemos, es uno de los momentos del año más esperados por los niños y niñas, ya que el curso escolar se termina y pueden disfrutar de casi tres meses para aprovechar y desconectar. Es por este motivo que desde la Fundació os proponemos un breve listado de actividades de verano para los más pequeños de la casa, para que se entretengan y los pasen genial.

  • Hacer escultura y castillos de arena en la playa para potenciar la creatividad. Enterrar a algún familiar también es una buena alternativa para hacer que la estada en la playa sea más divertida…
  • Visitar pueblos, bosques o espacios naturales mediante rutas con bicicleta, de modo que se haga deporte al aire libre, respirando aire fresco y con buena compañía. También se puede hacer un picnic en la sombra de los árboles para aprovechar más la excursión.
  • Comenzar un diario de verano, explicando detalladamente las aventuras que se vayan viviendo durante los meses de vacaciones. De esta forma se potencia la creatividad, se mejora la escritura y se motiva a los más pequeños a vivir experiencias para plasmarlas entre las páginas.
  • Hacer partidos de waterpolo, el deporte acuático más famoso de mundo, en la piscina, compitiendo entre familiares a cambio de un premio que motive a todos los participantes.
  • Comenzar una guerra de globos de agua para refrescarse de forma dinámica y divertida con los amigos, compañeros o familiares… ¡A ver quién termina más mojado!
  • Jugar a juegos de mesa en familia, que pueden ser cartas, el domino, parchís, entre muchas otras opciones, ya que existe una amplia variedad de opciones a escoger en función de los gustos de cada uno.
  • Pintar cuadros en el jardín de casa (o en cualquier otro espacio) para potenciar el espíritu artístico de los más pequeños y colorear los días de verano con los tonos más alegres. Después se puede crear una galería de arte casera para expones todas las creaciones.
  • Cocinar recetas veraniegas con la ayuda de algún familiar, por ejemplo, de un buen gazpacho fresquito o alguna ensalada de pasta con verduras de temporada.

Desde de la Fundació os animamos a pasar tiempo con los más pequeños de la casa, compartir aventuras con ellos y proponerles actividades como estas para que este verano sea memorable y lleno de recuerdos felices.

Desde el año 1993, hoy, 15 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Familia para crear conciencia sobre el papel fundamental de esta entidad en nuestra sociedad, especialmente con relación a la educación de los hijos desde la primera infancia.

Es necesario destacar que el concepto de familia ha evolucionado a lo largo del tiempo, adaptándose a las tendencias mundiales y a los cambios demográficos. De hecho, las familias del siglo XXI se podrían describir a través del concepto de diversidad, a diferencia de lo que ocurría a mediados del siglo pasado en todo el mundo, cuando primaba, exclusivamente, el modelo en el que la figura masculina del marido predominaba y eran la máxima autoridad.

Actualmente, la variedad de modelos es mucho más amplia, ya que existen familias monoparentales, padres separados o divorciados, parejas homoparentales o parejas con uniones de diferentes etnias, entre otros ejemplos. La familia sigue siendo considerada el núcleo social, pero mantiene una estructura más independiente y flexible.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny, os animamos a ser respetuosos con la diversidad cultural y social y a pasar el magnífico día de hoy con aquellos a los que más queremos, haciendo actividades entretenidas en familia, como mirar fotografías familiares o hacer una excursión todos juntos.

Para contribuir al desarrollo de este objetivo, trabajamos directamente con familias de menores y jóvenes, asesorando y ofreciendo información general y potenciando la integración social y la igualdad de oportunidades en el medio social y su entorno. Todas las familias son diferentes, pero todas ellas son mágicas, únicas y maravillosas.

El 2 de mayo fue el Día Internacional contra el Bullying y el Acoso Escolar, una jornada que tiene el objetivo de concienciar sobre el riesgo que estas situaciones presentan sobre los más pequeños a nivel mundial. Un gran nombre de niños y niñas sufren acoso, y este no se limita exclusivamente al entorno educativo. Combatir el bullying es una misión compartida entre familias, educadores y actores sociales. Entre todos tenemos que trabajar para que niñas, niños y adolescentes comprendan la importancia del respeto, la tolerancia y el apoyo a compañeros y compañeras.

En los últimos años, el problema del maltrato y las agresiones infantiles han aumentado considerablemente. Este tipo de conductas conllevan numerosas consecuencias negativas para los afectados y su núcleo familiar. Las victimas de acoso sufren situaciones como la bajada del rendimiento académico, exponen síntomas de depresión, y presentan una autoestima baja, que puede acabar desembocando en situaciones extremas como las autolesiones, el asilamiento o el suicidio.

Según el informe de la UNESCO, Behind the numbers: Ending school violence and bullying, uno de cada tres alumnos ha sido agredido físicamente por sus compañeros, mínimo una vez al año, cifras que son altamente preocupantes.

Las redes sociales y la hiperconectividad de las nuevas generaciones provoca también un incremento de los abusos online a través de los dispositivos móviles. Tener un control sobre el uso que hacen los más pequeños y jóvenes de las nuevas tecnologías y plataformas es esencial para evitar situaciones de riesgo y acabar con posibles problemas de ciberbullying.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny trabajamos haciendo pedagogía sobre los peligros del acoso infantil para hacer comprender la relevancia que merece. No se trata de un simple “juego de niños”, y requiere un gran compromiso y la participación de todos para combatir estas injusticias.

La Diada de Sant Jordi, patrón de Catalunya, es una fiesta que lleva la felicidad y las emociones a las calles de las ciudades y pueblos. Los elementos centrales de la celebración son la cultura y el amor, representados en formato de libro y de rosa, respectivamente. Este año, a pesar de la Covid-19, vuelven las firmas de autores y las librerías preparan sus paraditas, siempre respetando el aforo.

Desde la Fundció Concepció Juvanteny, os queremos proponer un breve listado de libros para potenciar la lectura entre los más pequeños y así ayudar a los negocios en tiempos difíciles.

  1. No vull ser la princesa!, de Grzegorz Kasdepke: una historia llena de locuras sobre la importancia de ser uno mismo, en la que María se niega a ser la princesa de su cuento, ya que ser el dragón le parece mucho más divertido.
  2. Els ossos de l’aire, de Arnold Lobel: una obra que describe que para ser un oso digno se deben tener ciertas cualidades, como subir y bajar de los árboles, pescar, salir a los bosques… Pero los ositos protagonistas creen que hay muchas otras formas de vivir la vida, y todas ellas igualmente válidas.
  3. Cada uno es como es, de Jaume Copons: a través de un grupo de amigos muy divertida, este libro lanza un mensaje muy acertado: la importancia de quererse y no dejarse eclipsar por los demás.
  4. El Método Chof, de Roddye Doyle: una historia sobre los Mofetas, los protagonistas del libro, encargados de asegurarse que los adultos traten bien a los niños y niñas, y el método tan particular que tienen para “castigar” a los que no lo hacen correctamente.
  5. T’estimo fins a l’horitzó, de Mari Fouz i Roc Casagran: un libro para leer en familia. Los pequeños disfrutarán de una historia entretenida y llena de aventuras; los adultos reconocerán los vínculos con la actualidad y referencias culturales. Trata valores como el feminismo, la solidaridad, la amistad y situaciones como los desahucios o las migraciones forzosas.
  6. Las fabulosas aventures de Aurora, de Douglas Kennedy y Joann Sfar: Aurora es la protagonista, una chica con autismo que investiga la desaparición de una amiga suya. Tiene un superpoder: puede ver aquello en lo que la gente piensa en todo momento, y le será muy útil en su aventura. Hace referencias a la familia, las diferencias sociales y el bullying.
  7. Disfraces, de Albertine: este libro no es para leer, sino para reinventar el concepto de libro para pintar. Destaca la importancia de dejar volar la imaginación sin represiones.

¡Defensemos la cultura y celebrémosla! Esta festividad, además destaca la importancia de formarse y educarse, mediante la lectura como recurso para aprender nuevos conceptos y entender la sociedad en la que vivimos desde una perspectiva diferente y divertida.

 

¡Feliz Sant Jordi!

El debate sobre el uso de las pantallas durante la infancia esta más abierto que nunca, ya que, por el confinamiento, se ha producido un gran cambio en el estilo de vida de los más pequeños, con un aumento significativo de las horas de uso de los dispositivos electrónicos.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny queremos remarcar las consecuencias negativas que provoca el consumo de las pantallas de forma desmesurada en la población:

  • Lagrimeo y sensación de escozor provocados por la sequedad ocular a causa de la disminución de los parpadeos al usar un dispositivo
  • Aumento de la miopía. Se estima que, en 2050, el 50% de la población mundial la padecerá, con posibilidad de convertirse en ceguera o discapacidad visual
  • El exceso de luz azul que emiten los dispositivos puede provocar insomnio

Estos son solo algunos efectos perjudiciales que provocan las pantallas. Actualmente, vivimos en una sociedad tecnológica y convivir con estas innovaciones en nuestro día a día es imprescindible. Por este motivo, os damos una serie de consejos para que los más pequeños y los mayores tengáis una relación más sana con los dispositivos:

  • Descansar la vista durmiendo las horas recomendadas diarias y hacer ejercicio físico para mantener una buena higiene ocular
  • Proteger los ojos con unas gafas de sol homologadas
  • Mantener una distancia de seguridad con los dispositivos (televisor, ordenador, etc.) y no abusar del uso domestico de las pantallas digitales
  • Aplicar colirio para humedecer los ojos y evitar que se resequen
  • Acudir al oftalmólogo, mínimo una vez al año, para que se lleve a cabo un seguimiento de la salud ocular
  • Predicar con el ejemplo, ya que los niños y niñas tienden a imitar las costumbres de sus padres y madres

Finalmente, destacamos que promover un entorno familiar positivo es imprescindible para reforzar un uso correcto de las tecnologías. No se trata de demonizarlas, sino de incorporarlas de la manera más efectiva posible, sin que resulte perjudicial para la salud.

El pasado 20 de marzo empezó oficialmente la primavera. Este cambio estacional supone la llegada del buen tiempo, las buenas temperaturas y los días de sol. Por este motivo, desde la Fundació Concepció Juvanteny os proponemos una serie de actividades al aire libre para hacer con los más pequeños de la casa para disfrutar de esta nueva estación.

  1. Jugar al exterior al escondite, al pañuelo, a saltar a la comba, etc. Todas estas actividades, a parte de promover el ejercicio físico, potencian también un tipo de entretenimiento más allá de las nuevas tecnologías.

  1. Plantar un huerto en casa. Es una actividad que se puede realizar en el jardín, en la terraza o dentro de casa. Es una forma educativa para enseñar lo que es la responsabilidad, cuando comprueben que las semillas van a crecer siempre que las cuiden y rieguen.
  2. Hacer excursiones y rutas. Es una idea para los amantes de la naturaleza y del deporte, para apreciar los paisajes que quedan cerca de casa. Hacer un picnic cuando se llegue al destino también es una opción para motivar a los participantes.
  3. Volar una cometa. Encontrar un espacio adecuado, espacioso y ventilado, como por ejemplo la playa, para divertirse en compañía de familiares.
  4. Promover un concurso de fotografía. Una actividad artística y un gran entretenimiento, a la vez. La idea se basa en proponer una temática de la naturaleza (arboles, insectos, flores) y mientras se pasea por un entorno al aire libre, los más pequeños tomen fotos para organizar una exposición casera con sus obras de arte.
  5. Pintar y ponerse creativos. Promover un día artístico para experimentar con los colores, las texturas; un día para ensuciarse las manos. La pintura, además, estimula la comunicación, la creatividad y aumenta la capacidad de concentración, con lo cual se considera una actividad que supone todo un aprendizaje.

Desde la Fundació os animamos a practicar actividades como estas para que los niños y las niñas recuerden estos días como buenos momentos, aunque la situación que estamos viviendo no sea la mejor. Hagamos que disfruten de esta nueva etapa y se aprovechen de todos sus beneficios para estar más felices, tranquilos y relajados.

El Día de la Mujer se celebra internacionalmente el 8 de marzo con el objetivo de sensibilizar la población y los gobiernos sobre la existencia de situaciones y problemáticas que vulneran los derechos de las mujeres y requieren una solución.

El movimiento feminista existe de manera explícita desde finales del siglo XIX, aunque adquirió especial fuerza durante la segunda mitad del siglo XX, cuando las mujeres empezaron a integrarse en la vida pública de una sociedad que las había excluido de las decisiones importantes y ámbitos de poder. El sexismo es un problema que tiene presencia en nuestra sociedad desde siempre. No obstante, actualmente seguimos defendiendo un movimiento feminista incansable, persiguiendo unos objetivos que nos permitan transformar nuestro mundo en un entorno más igualitario donde las niñas y las mujeres no se sientan vulnerables ni privadas de derechos por su género.

Desde la Fundació Concepció Juvanteny defendemos la igualdad de derechos, de oportunidades y de libertades. Sabemos que la sociedad en la que vivimos es desfavorable para niñas y mujeres y trabajamos para que estas desigualdades desaparezcan.

La educación sobre el empoderamiento de las niñas para acabar con los obstáculos del día a día es imprescindible. El hecho de concienciar sobre el sexismo desde la infancia, explicando los aspectos negativos que aporta a la sociedad, supone una anticipación para evitar construir una sociedad de mentalidad machista.

Conseguir un mundo justo, sin desigualdades por motivos de género, etnia o orientación sexual merece la atención de todos y todas. Necesitamos una unión y un empoderamiento colectivo. Por eso, os invitamos a acompañarnos en el Día de la Mujer. Es un orgullo ser niña, ser mujer; es un orgullo será una mujer que piensa, actúa y decide libremente. El futuro es lila o será.