Acolliments familiars

El Servicio de Acogida Familiar tiene como objetivo encontrar un hogar para las niñas, niños y jóvenes que, por distintas circunstancias, no pueden estar con su familia de origen. Mediante la acogida, se busca ofrecer a los pequeños un entorno favorable en el que crecer y desarrollarse de forma integral. El propósito final es que el niño o niña pueda volver con sus padres biológicos cuando la situación sea la apropiada, aunque este escenario no siempre es posible.

En la Fundación Concepció Juvanteny contamos con 130 familias que han abierto sus hogares a las pequeños que lo necesitan. No obstante, seguimos buscando personas altruistas y generosas que quieran abrir sus corazones y sus vidas a niñas y niños en riesgo de exclusión.

Os explicamos cómo funciona el proceso completo de acogida para que podáis ser la nueva familia de nuestros niños y niñas.

Los distintos modelos de acogida

mà infant

La gran diversidad de modelos familiares presentes en la sociedad actual hace posible encontrar un entorno que se adapte a la situación y necesidad de cada niño o niña. En la Fundación Concepció Juvanteny trabajamos con cinco tipos de acogida:

  • Acogida de urgencia y diagnóstico. Tienen una duración corta, de entre 6 y 9 meses, y suelen ir destinados a niños y niñas muy pequeños y bebés.
  • Acogida simple. La duración es más extensa y puede alargarse hasta los 2 años, dependiendo de la situación del pequeño o pequeña y de su familia de origen.
  • Acogida permanente. Se dan cuando la situación familiar de los infantes es incierta y no hay una clara previsión de mejora. Los niños, niñas y jóvenes son acogidos por un período de tiempo largo que puede llegar a ser permanente.
  • Unidades Convivenciales de Acción Educativa (UCAE). Se trata de acogedores profesionales, con formación específica y experiencia en el ámbito. Esta tipología es especialmente relevante para pequeños con necesidades especiales o grupos de hermanos.
  • Acogida en familia colaboradora. Busca ayudar a las niñas y niños que viven en un UCAE a completar su proceso educativo mediante un modelo de relación afectiva familiar.

El proceso de acogida

La acogida familiar es un proceso que se desarrolla en distintas fases. De esta forma se asegura que los candidatos a familia acogedora son adecuados y tienen las capacidades, tiempo y recursos necesarios para hacerse cargo de la pequeña o pequeño. Así mismo, se prepara a los adultos mediante entrevistas y un curso y se busca cuál es el perfil del núcleo familiar para poder ofrecer a cada niña, niño y joven el mejor recurso posible. Se busca encontrar un entorno que cubra y refuerce las carencias de cada criatura, con tal de favorecer su desarrollo.

Fase de promoción de la acogida familiar

La tarea de promoción de las acogidas es clave con tal de disponer de una bolsa de familias con distintos perfiles que se puedan adaptar a las necesidades de cada niña o niño, el mejor método de captación es el boca-oreja, mediante los testimonios de personas que ya participan en el programa. La organización, realización y participación en actos culturales también ayuda a difundir la necesidad de contar con nuevas familias acogedoras.

Esta fase puede verse reforzada por los medios de comunicación, que tratan y presentan el tema de las acogidas familiares al gran público. Desde la Fundación Concepció Juvanteny trabajamos con tal de que todos conozcan la situación de las pequeñas y pequeños en riesgo de exclusión social, hablando de ellos en periódicos, radios y televisiones. Destacamos la entrevista a nuestra Presidenta de Honor Montserrat Juvanteny publicada en La Contra de La Vanguardia.

Fase de estudio

acollir

A partir de la promoción de la acogida familiar, en la Fundación Concepció Juvanteny recibimos peticiones por parte de familias y personas que están interesadas en acoger niños y niñas. Nuestros profesionales estudian y evalúan todas las propuestas de familia de acogida que nos llegan. Valoran minuciosamente su idoneidad, la situación personal, sus principios y valores, y la experiencia con la que cuentan para determinar si pueden formar parte del programa.

En este punto colaboramos con las Administraciones para asegurar que todas las personas candidatas son válidas y aptas legalmente para seguir en el proceso de acogida. Requerimos ciertos documentos más allá de los formularios de solicitud de la Generalitat de Catalunya con tal de obtener los perfiles completos de los solicitantes.

Fase de formación de familias

Las familias que superan la fase de estudio deben acudir a un curso de formación donde se les enseña cómo tratar ciertas situaciones y a cumplir con los requerimientos administrativos para acoger. Nuestro equipo de acogida les ofrece una serie de pautas y estrategias para poder ayudar a las niñas y niños a elaborar sus experiencias vitales.

Este curso se imparte dos veces al año y cuenta con la presencia de educadores, pedagogos y psicólogos que preparan a las familias para afrontar escenarios que se puedan dar a lo largo de la acogida. El objetivo es proporcionar a los niños y niñas la mejor experiencia posible, con tal que les ayude a superar posibles situaciones traumáticas que hayan sufrido.

Fase de preasignaciones y acoplamientos

acolliments

En cuanto se ha elaborado un perfil de las familias y estas han superado el proceso de validación, se busca cuál es la más adecuada para cada niña o niño. En esta fase de preasignación se evalúan las necesidades de cada pequeño con tal de encontrar el mejor entorno. De esta forma se busca beneficiar a los niños, niñas y jóvenes para que aprovechen las características y beneficios de la familia.

El siguiente paso es el acoplamiento, que consiste en facilitar el conocimiento entre la familia y la criatura para que se establezca una relación. En este punto, los niños y niñas conocen a los acogedores, y empiezan a pasar horas y días con ellos para que se establezcan los primeros vínculos afectivos.

Si los resultados son positivos, se procede a la acogida definitiva. El pequeño pasa a vivir de forma permanente en su nuevo hogar y los acogedores están a su cargo. Lac condiciones y duración dependerán del tipo de acogida que se necesite, así como de la situación de su familia de origen.

Fase de seguimiento y finalización de la acogida

Los profesionales de la Fundación Concepció Juvanteny visitan de forma regular a los pequeños acogidos y las familias acogedoras. Se realiza un seguimiento con tal de dar soporte y ayudar a afrontar ciertas situaciones. Así mismo, se comprueba que los niños y niñas se encuentran en un entorno adecuado y en condiciones correcta para su desarrollo. Esta es una etapa fundamental que busca garantizar la buena marcha de la acogida, así como su éxito.

No solo se comprueba que se alcancen los planes de trabajo planteados a distintos niveles, también se prepara a la familia y las pequeñas y pequeños para cuando la acogida finalice. El objetivo final siempre es conseguir que el niño o niña vuelva con su familia de origen, siempre que las condiciones sean las adecuadas. A pesar de que las dos partes deben de conocer la posible temporalidad de la convivencia, la separación puede ser dura. Los profesionales buscan suavizar este momento estando en todo momento cerca de los niños y niñas y de la familia de acogida.

familia acollidora

Cómo participar en el Programa de Acogida Familiar

Para iniciar el proceso y convertiros en familia acogedora, solo es necesario rellenar los formularios de la Generalitat de Catalunya. En la Fundación Concepció Juvanteny trabajamos con niñas, niños y familias de las comarcas de Barcelona. Siempre buscamos nuevas personas generosas que abran su hogar a los pequeños más necesitados y les ofrezcan un presente mejor para que tengan un futuro con garantías.

¡Tu puedes ser su nueva familia! ¡Contacta con nosotros!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *