El futuro de los niños y niñas está condicionado por las decisiones y acciones que realizamos en la actualidad. Por este motivo, desde la Fundación Concepció Juvanteny trabajamos para construir un mundo mejor, ayudando a los pequeños en riesgo de exclusión a tener un futuro lleno de oportunidades y garantías. Queremos compartir y proponer algunos hábitos que nos ayudarán a construir entre todos una sociedad más justa e igualitaria: 

  1. Promulgar la igualdad de género. Debemos que trabajar para mejorar las condiciones, derechos y participación de las mujeres en la sociedad, puesto que todavía encontramos desigualdades en cuanto a oportunidades educativas y laborales. Desde la Fundación Concepció Juvanteny nos esforzamos por empoderar y educar a las jóvenes y niñas, ayudándolas a derribar todos los impedimentos que encuentren en su vida. Nos esforzamos para conseguir una sociedad más igualitaria donde el género no impida a nadie conseguir sus objetivos. 
  2. Cuidar el medio ambiente. Nuestro planeta nos proporciona materias primas con las que podemos fabricar, construir y desarrollar productos, pero si abusamos de los recursos naturales ponemos en peligro los ecosistemas para las generaciones venideras. Por este motivo, es importante promover el desarrollo sostenible y equitativo, para así garantizar un futuro más seguro y próspero a las niñas y niños. La sociedad tiene que ser consciente de la necesidad de proteger el medio ambiente reutilizando, reciclando y reduciendo el uso de recursos. 
  3. Educar a todos los niños y niñas. Contar con un sistema educativo de calidad al que puedan acceder todos los niños, niñas y jóvenes es clave para asegurar el progreso de cualquier sociedad. La educación enriquece la cultura, el espíritu, los valores y todo aquello que nos caracteriza como humanos. Desde la Fundación Concepció Juvanteny trabajamos para que pequeños y jóvenes puedan desarrollarse social y profesionalmente a través de la educación, creando así una sociedad más justa, productiva y equitativa. 
  4. Eliminar cualquier tipo de discriminación. Las desigualdades se hacen más evidentes en los sectores donde la situación económica condiciona las oportunidades que se podrán tener. Por este motivo es importante reducir la pobreza, promulgar el crecimiento económico y trabajar por la cohesión social, para que niñas, niños y jóvenes puedan construirse un futuro fuera de la desigualdad. Evitar y eliminar la discriminación por cualquier motivo, ya sea raza, creencia, procedencia o condición social es la base sobre la que construir un futuro con igualdad de oportunidades 

Entre todos y todas debemos luchar para crear un futuro mejor para niñas, niños y jóvenes, siendo conscientes de que nuestras acciones, decisiones y actitudes tendrán un efecto en su futuro. Desde la Fundación Concepció Juvanteny nos esforzamos para construir una sociedad más justa, segura y con igualdad de oportunidades por las futuras generaciones. 

El 12 de junio celebramos el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, impulsado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde el 2002 y que busca visibilizar la situación de explotación laboral que viven niños y niñas en todo el mundo.

Desde la Fundación Concepció Juvanteny reivindicamos el derecho a disfrutar de una infancia llena, donde el juego, el afecto, la educación y la construcción de vínculos sean las únicas preocupaciones de los pequeños. Hace falta que todos luchamos juntos para erradicar el trabajo infantil en todo el mundo y bajo cualquier circunstancia.

La OIT indica que, hoy en día, 152 millones de niños, 64 millones de niñas y 88 millones de niños, se encuentran en situación de explotación. El cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 8.7, que aboga por la eliminación del trabajo forzoso y la esclavitud moderna, es esencial para asegurar la infancia de todas las criaturas del planeta.

2025 es la fecha en que tanto la OIT como organizaciones como UNICEF y las Naciones Unidas se han marcado para acabar con el trabajo infantil. No obstante, la crisis causada por el coronavirus supone una amenaza por este objetivo y hace falta que todos trabajamos juntos para acabar con esta lacra como antes mejor. En 2021 celebraremos el año para la erradicación del trabajo infantil, que supondrá una prueba para todas las entidades que trabajamos por los derechos de niñas, niños y jóvenes.

¡En la Fundación Concepció Juvanteny estamos preparados!